Lengua castellana y literatura: el comentario de texto en selectividad

Aquí se presenta un esquema general útil para todos los tipos de texto, aunque más adelante encontraréis algunas guías en las que se mencionan los elementos más comunes en función de la modalidad textual a la que pertenezca el texto que estamos analizando, aunque no hay que olvidar que es a partir del análisis de la intención del autor, estructura y características lingüísticas que deduciremos el tipo de texto del que se trata.

1. TEMA

Enuncia el tema de forma concisa en una o dos líneas, como máximo. Se trata de expresar la idea central del texto, teniendo en cuenta la intencionalidad del mismo. En la mayoría de los casos, la idea central no aparecer expresamente en ningún sitio del texto, por lo que tendremos que inferirla de su conjunto. Debemos evitar los datos concretos, ejemplos, cifras, nombres…

2. RESUMEN

Condensaremos el texto de forma breve, aclarando las ideas principales y manteniendo la relación entre las mismas. La extensión puede estar entre 10 y 15 líneas, aproximadamente, aunque dependerá de la complejidad de cada texto particular. Una regla que puede seguirse, de manera flexible, es tratar de sintetizar el texto en un resumen que abarque aproximadamente una cuarta parte de la longitud del texto total. El resumen debe formularse de manera muy clara y precisa, recogiendo todas las ideas principales. Debe ajustarse al pensamiento del autor, por lo que no deberán incluirse nunca opiniones personales o subjetivas. No se trata de escoger varias frases del texto y transcribirlas, sino que deberemos reflejar con nuestras propias palabras el sentido general del texto. De forma general, no incluiremos en el resumen detalles, información secundaria, ejemplos o contenidos anecdóticos, aunque en algunas ocasiones podremos recurrir a alguno de ellos para aclarar la progresión temática del texto.

3. ESTRUCTURA

Por un lado, mencionaremos la estructura externa o partes en que se divide el texto (párrafos, estrofas…).

Por otro lado, haremos referencia a la estructura interna, referida a la organización del texto en unidades o partes relacionadas entre sí. En este apartado deberemos establecer las partes en que puede dividirse el texto y su jerarquización, explicando la relación entre ellas. El tema del texto puede aparecer en varios apartados o puede resumirse en uno solo de ellos. Hemos de tener en cuenta que cada párrafo expresa una idea principal, pero las partes de un texto no siempre coincidirán con los párrafos. En función del modo de organizar las ideas, las estructuras más comunes que podemos encontrar son:Estructura deductiva o analizante: la idea principal aparece al principio y a partir de ella se desarrolla el resto del texto, a partir de argumentos que la sostienen y/o justifican, mediante ejemplos, datos, comparaciones…

Estructura inductiva o sintetizante: el tema aparece al final del texto, derivándose de todo lo expuesto anteriormente.

Estructura encuadrada: el tema aparece presentado al inicio del texto, a partir del cual se desarrolla una argumentación para, al final del texto, enunciar nuevamente el tema o tesis, como conclusión a los argumentos aportados.

Estructura paralela: aparecen sucesivos temas relacionados entre sí, pero ninguno de ellos tiene una mayor importancia que el resto.

Estructura interrogante: el texto se conforma a partir de una o varias preguntas planteadas por el autor/a, a las que tratará de responder de forma razonada.

Conviene mencionar en este punto si el texto al completo o alguno de sus apartados sigue una organización narrativa, descriptiva, expositiva o argumentativa.

4. CARACTERÍSTICAS LINGÜÍSTICAS

Realizaremos el análisis por planos, mencionando aquellos elementos más relevantes y justificándolos siempre con ejemplos extraídos del texto, que mencionaremos entre comillas.

Plano pragmático: se refiere a la comunicación.

  • Emisor y receptor (especialistas o no en la materia, ideología, relación entre ellos, receptor al que va destinado el texto…)
  • Intención comunicativa: exponer, enseñar, convencer, criticar, denunciar, alabar, divertir…
  • Función del lenguaje predominante y funciones secundarias (denotativa o referencial, emotiva o expresiva, conativa o apelativa, fática o de contacto, poética o estética, metalingüística).
  • Fenómenos de intertextualidad (referencias a otros textos).
  • Recursos pragmáticos: apóstrofe, doble sentido, equívoco, interrogación retórica, ambigüedad, ironía, redundancia…

Plano textual: analizaremos los elementos propios de cada tipo de texto (argumentativo: tesis, argumentación y conclusión; narrativo: narrador, personajes…) e indicaremos si aparece más de un tipo de texto. Indicaremos elementos de cohesión textual (marcadores de adición, oposición, causalidad, orden del discurso…)

Plano fónico: analizaremos todos los elementos relacionados con el ritmo y la entonación. Este plano es especialmente importante en los textos líricos, en los que mencionaremos:

  • Rima y métrica (esquema métrico)
  • Recursos fónicos: aliteración, anáfora, anadiplosis, paralelismo, paronomasia…)

Plano morfosintáctico: en este plano es especialmente importante señalar la función del rasgo señalado, pues será una de las formas de justificar el tipo de texto ante el que nos encontramos.

  • Morfológico: adjetivación (tipo de adjetivos, frecuencia de los mismos), tiempos y persona verbal, sustantivación (tipo de sustantivos), categorías gramaticales que destacan (pronombres personales, pronombres de otro tipo, conjunciones, adverbios, preposiciones…)
  • Sintáctico: modalidad oracional predominante (enunciativa, interrogativa, exclamativa, dubitativa, exhortativa, desiderativa), tipo de oración (simple, compleja, coordinación, yuxtaposición, subordinación y tipo de subordinada…), uso de pasivas reflejas o impersonales para ocultar el sujeto, uso de estructuras nominales…
  • Recursos morfosintácticos: asíndeton, derivaciones, epíteto, elipsis, extranjerismos, frases hechas, repetición…

Plano léxico-semántico: haremos mención a todos aquellos aspectos relevantes relacionados con los campos semánticos, las familias léxicas, hiperónimos e hipónimos, sinonimia, antonimia…

Recursos léxico-semánticos: alegoría, antítesis, comparación, hipérbole, metáfora, metonimia, paradoja, personificación, sintestesia…

5. TIPO DE TEXTO

Realizaremos la clasificación del texto en función de:

Su modalidad discursiva: narrativo, descriptivo, expositivo, argumentativo o dialógico. (No olvidemos que con frecuencia estas modalidades aparecen combinadas en el texto, siendo común encontrar textos narrativo-descriptivos o expositivo-argumentativos).

Tema del texto: humanístico (ensayo, texto histórico), periodístico (informativo, mixto o de opinión, con sus correspondientes subgéneros), literario (novela/épica, poesía/lírica, teatro/drama), científico, técnico, jurídico o administrativo.

Si el texto es literario, señalaremos también su género y subgénero, así como el autor, época y movimiento literario al que pertenece.

Si necesitas clases de apoyo escolar online o preparar la selectividad online, no dudes en contactar con nosotros, te atenderemos encantados.